FrikArte

Estreno de The Newsroom de HBO en Madrid


Pilar Baena 27 junio, 2012 4
Estreno de The Newsroom de HBO en Madrid

Gracias a Canal Plus y a Silvia Cosia la invitación al estreno de The Newsroom (HBO), la nueva producción de Aaron Sorkin que se estrenará en España a través de Canal Plus el martes 11 de septiembre.

Pocas personas serían capaces de que me aventurase a un viaje de autobús de 8 horas. Una de esas personas es Aaron Sorkin. La oportunidad de ver su nueva serie en un cine, con una pantalla grande y rodeada de otros muchos fans, lo merecía.

Los comentarios de Twitter anunciaban desde el domingo que la crítica estadounidense se había cebado con Sorkin y The Newsroom. Me parecía increíble pensar que nos encontrásemos ante una serie mala, era imposible. El creador de series como Sports Night, The West Wing o Studio 60 no podría haber creado nada malo.

Es cierto que a pesar de la calidad de sus productos, muchas veces la audiencia no le ha acompañado. Sports Night fue cancelada en la segunda temporada y Studio 60 en la primera. Una serie de Aaron Sorkin requiere su tiempo, hay que asimilarla bien y estar pendiente de cada frase que se diga porque cada palabra puede convertirse en uno de los mejores diálogos de la televisión.

Sí, Sorkin es redicho, pedante y se excede a la hora de incluir referencias literarias o políticas. Así son sus personajes. Pero también son idealistas, trabajadores e inteligentes. No puede haber nadie en este mundo que no adore a Josh Lyman o a Sam Seaborn. Dos de los grandes personajes de El ala oeste de la casa blanca. Aprendes de ellos, los quieres y llegas a plantearte que esos personajes existan en la vida real.

A mí no me gusta el deporte, a veces lo llego a detestar. Sin embargo un año me enganché a una divertida comedia de Paramount Comedy, Sports Night. Una serie que se centraba en el día a día de un programa informativo de deportes. Y ahí estaba yo todas las noches, tuviese que estudiar o no (más de un examen de historia lo estudié mientras visionaba la serie) disfrutando y riendo.

Tampoco me interesa mucho la política. Al cabo de los años de estudiar periodismo, he adquirido ciertos conocimientos y he captado la gran ironía que es la propaganda política, pero nunca he tenido interés en estudiarla o dedicarme a ella. ¿Y qué hacía yo viendo The West Wing? Esta serie para mí es una de las grandes. He aprendido mucho sobre el funcionamiento de la política americana de ella, pero lo que más atrapa al espectador es que estos asuntos que de lejos parecen fríos y muertos, te llegan a través de personajes que aman lo que hacen y que quieren un país mejor, un mundo mejor. La política se hace emocional y no a través de la propaganda, sino a a través del esfuerzo de los personajes.

Entonces ahora me enfrento a una nueva serie de Sorkin, predispuesta a que me guste, perdón, a que me encante. Su tema central: el periodismo. Tras una crisis que ha dejado esta carrera por los suelos y que ha hecho a medios despedir personal, vender u olvidar sus principios, aparece The Newsroom.

Will McCavoy (Jeff Daniels) es un veterano periodista que está acostumbrado a no ofender a nadie. Se calla y oculta su ideología, algo que lo ha hecho querido entre los políticos pero ¿es eso ser buen periodista?. El deber de un periodista es informar y tras un debate, McCavoy sufre un ataque de “verdad” y dice todo lo que piensa sobre el país. Se trata de una serie idealista y quizás ingenua pero que inspira a todo periodista a pensar: yo podría hacer eso.

Es triste que esto no se haga y sea Sorkin a través de una serie de televisión el que se atreva. Pero unos buenos ideales no hacen a una serie grande. Sus personajes también estás muy bien construidos, en un sólo episodio te has enamorado de ellos. Will es un poco como House, enfadado eterno, sarcástico y malhumorado pero uno de los mejores periodistas que te vayas a encontrar. Su equipo está formado por su ex, Mac (Emily Mortimer), la única que parece poder sacar el potencial de Will a la hora de informar sobre la verdad. Ella se considera la Don Quijote del periodismo y Will es simplemente su caballo, el que la ayudará a cambiar el mundo.

Aunque faltan todavía personajes por descubrir, en este episodio conocemos a los jóvenes que trabajan en la cadena ACN al mando de Will. Alison Pill es Maggie, la asistente de Will. Una chica leal que sigue los pasos de su jefe aunque éste nunca acierte con su nombre. Thomas Sadoski es Don, productor de Will con el que tiene continúos roces. John Gallagher es Jim Harper (que no Halpert) productor de Mac que la acompaña para trabajar en ACN. Es incapaz de dejar pasar una noticia. Dev Pate es Neal del que Will cree que sólo se encarga de arreglar los ordenadores (y no cuento nada más porque es una de las mejores escenas de la serie). Y sin duda uno de los mejores personajes es el interpretado por Sam Waterson. Él es Charlie Skinner el presidente de ACN y un personaje muy peculiar. Es amable, pero suele tener cambios bruscos de humor y parece ser una de las pocas personas capaz de manipular a Will como quiere.

Asimismo otro de los aspectos más interesantes de esta serie es su trama episódica. Según nos informaron las historias que tratarán los periodistas ficticios serán noticias reales. En este episodio nos explican como podría haber vivido una cadena la noticia de vertido de petróleo de BP.

Una serie que encantará a los que se dediquen (o a los que tengan intención de hacerlo) al periodismo, pero que seguramente acabará enamorando a muchos más.

Para los curiosos que vean la serie en versión original estad atentos al cameo de Jesse Eisenberg. No es difícil de reconocer.

facebook comments:

Escribir respuesta  

Conéctate desde la web, facebook, twitter o gmail para escribir un comentario.

4 Comentarios  

  1. Marien López Fernández
    Marien López Fernández 27 junio, 2012 a las 4:36 PM -

    Muy buena crítica, anoche vi la serie, en mi ordenador, no en pantalla grande como tú, y quedé encantada. La serie me pareció muy buena y no entendí las críticas que desde los medios americanos se le habían hecho a no ser que se tratase de ajustes de cuentas o ataques de celo. Los diálogos son brillantes, el ritmo increible, en cierto momento me recordó a la serie británica The Hour,

  2. Koldo Zearra 1 julio, 2012 a las 7:42 PM -

    Lo vi ayer y me gustó muchísimo. Este tío puede hacer que hasta comprar el pan resulte épico. Ahora con muchas ganas de ver el segundo!