FrikArte

[Crítica] ‘The Possession’: Redescubriendo el terror


Carlos Jordán Gonzalez 11 septiembre, 2012 0
[Crítica] ‘The Possession’: Redescubriendo el terror

Como los buenos vinos, que maduran y mejoran con la edad, The Possession es una clara evidencia de la madurez de un género. Sin embargo tiene la peculiaridad de ser, a la vez, una vuelta al clasicismo. Me explico, la industria de Hollywood se ha encargado de asfixiar a los espectadores a base de películas sobrenaturales del estilo de Paranormal Activity, que utilizan el formato de falso documental para generar más terror. Con este formato se había perdido el gusto por el terror clásico, ese que busca generar el miedo que te inunda lenta, cuidadosamente, hasta que te tiene profundamente atrapado, y en su lugar había instalado el predominio del susto fácil, que te sobresalta y te dispara instantáneamente el ritmo cardíaco.

The Possession 01 - Frikarte

Pues bien, The Possession supone esa recuperación, ese viraje al estilo de El Exorcista, y precisamente con ello deja atrás lo que Hollywood tan dañinamente había instalado mayoritariamente en sus películas de terror. Pero como no quiero que me tachen de sacrílego diré que no, no pienso comparar esta película con la que ha sido calificada como la más aterradora de todos los tiempos, a pesar de tener escenas con una ambientación calcada. Si yo pudiera desdoblarme y separarme de esa fascinación que siento por el género de terror, diría que estamos ante una película anodina, sólo aprovechable por algunas escenas de auténtico pavor, con un ritmo excesivamente lento que prolonga en demasía el clímax. Pero como muy en el fondo sigo siendo humano, tengo que decir que esos aspectos (en principio negativos) se vuelven nimios al lado de un uso magistral de la luz y las sombras (algo clave en toda película, pero muy especialmente en las de terror), y de unas interpretaciones más que aceptables, sobre todo de la niña protagonista.

The Possession 02 - Frikarte

Es cierto que el guión no es en absoluto original. La historia de un demonio que es encerrado en algún objeto (en este caso una caja) hasta que un día una persona (que curiosamente en esta ocasión también es una niña) lo abre y desencadena el mal está ya muy usada. Hasta la situación familiar que se refleja en la película es la idónea para generar una personalidad en una de las hijas que la hace atractiva para el demonio. Pero insisto en que, más allá de la historia de fondo, lo que permite funcionar con acierto a esta película es cómo se nos cuenta, cómo el director hace gala de un dominio perfecto de la composición de los planos y la escena, y cómo ello dirige la mirada del espectador al punto de interés exacto que él quiere. Y por si eso fuera poco, Ole Bornedal recurre en ocasiones a los planos simétricos tan caracteríctisticos de Stanley Kubrick y que tan bien funcionan a la hora de generar tensión.

The Possession 03 - Frikarte

Si a este festín añades un cartel al principio de la película advirtiendo de que está basada en hechos verídicos, una pizca de insectos repugnantes, una vocecita infantil y fantasmagórica en polaco que procede de la caja y una niña con cierta facilidad para volver del revés sus ojos, el resultado es un cóctel de cine de terror con sabor a añejo y, precisamente por ello, a la más bienvenida de las nostalgias.

facebook comments:

Escribir respuesta  

Conéctate desde la web, facebook, twitter o gmail para escribir un comentario.