FrikArte

[Opinión] Carta de @Perradesatan a Ted Mosby


Perra de Satán 13 septiembre, 2012 1
[Opinión] Carta de @Perradesatan a Ted Mosby

SEPTIEMBRE DE 2012

 

Ted, en junio del 2012 decidí que mi vida en España no tenía ni sentido, ni esperanza, ni futuro, y que estaba bastante desesperada y aburrida, y que era el momento de dar un giro a mi destino. Elegí empezar una nueva vida en Estados Unidos porque es ese un país que desde hace muchos años me llama la atención y me fascina (y desagrada) lo suficiente como para querer conocerlo de primera mano. Lo que no podía imaginarme es que dieciocho años después de tomar esa decisión sería la mujer de un famoso arquitecto y tendría dos preciosos hijos, y todavía seguiría viviendo en Nueva York.

Unos cuantos meses antes de tomar tan magna decisión empecé a ver una serie llamada Como conocí a vuestra madre un poco por cabezonería, porque sin haber visto nada más que el primer capítulo un día por casualidad, había tomado la decisión de que Lilly Aldrin era la madre de los chicos que aparecían al comienzo de la serie y que daban sentido a tan longeva historia de… ¿amor?

Porque… querido Ted Mosby, hay que ver lo que te enrollas, que para contarles a dos adolescentes cómo cojones conociste a su madre tienes que entrar en todo lujo de detalles, y ya no digo detalles bonitos, de esos que cualquier padre contaría a sus hijos, como tu primer día de trabajo como profesor, la boda de tus mejores amigos o cómo diseñaste uno de los edificios que componen la preciosa vista de Nueva York, sino también detalles de con quién te acuestas, de con quién te emborrachas, y, lo que es peor, con quién visitas clubs de streeptease.

Que te esmerases tanto en los detalles, y ya no solo tuyos, si no en los de tus amigos, sobre todo en los de Lilly y Marshall, acentuó por un tiempo mi teoría de que Lilly era la madre. Que pasaría algo raro como que Lilly y Marshall murieran y tú adoptases los hijos o que finalmente tú te casases con vaya usté a saber y ella no pudiera tener bebés o al final no consiguieras casarte pero siguieras empeñado en tener hijos y Lilly fuera el vientre de alquiler y que, así, Lilly fuera la verdadera protagonista de esta serie. Pero ahora ya sé que eso es imposible.

Eso es imposible porque los que nos vamos a casar somos tú y yo. Y esos hijos van a ser nuestros. ¿Que por qué lo sé? Pues simple y llanamente porque la octava (¿y puede que última? ¿al final se alargará una más?) temporada de Cómo conocí a vuestra madre comienza el día 24 de septiembre. ¡Justo el día que yo llego a Nueva York para iniciar allí mi nueva vida! Así que probablemente el capítulo arrancará con alguna aventurilla tuya que te llevará al aeropuerto (en el último capítulo de la séptima temporada te veíamos huir de la ciudad con una chica, así que podría tener sentido) donde tú y yo nos conoceremos. Y ya está. Surgirá la chispa del amor, porque tú y yo, en el fondo, estamos hechos el uno para el otro.

Aunque cuando empecé con tu historia hubo momentos en que me llegaste a resultar pesado, deprimente, empalagosísimo, aburrido e incluso el peor personaje de la serie, con el tiempo me he dado cuenta de que me siento muy identificada contigo, con tu forma de actuar y de pensar, con tus gustos, tus aficiones y ahora me pareces el mejor. Por eso ahora mismo me encuentro en un momento en el que estoy totalmente metida en la historia y necesito saber cuanto antes como continúa, y cómo llegamos a casarnos (llevo muchos años planeando mi boda, así que supongo que en esa fiesta no va a haber muchas sorpresas, al menos para mí), pero sobre todo, necesito ver cómo termina. Cómo de tu boca sale el “sí quiero”, y respirar aliviada, y pensar: “ya está”.

Y mientras los millones de seguidores de esta serie viven ese famoso vacío existencial que se te mete en el corazón el día que ves el último capítulo de una serie que te ha acompañado durante mucho tiempo hasta el punto de que sus personajes casi forman ya parte de ti, nosotros estaremos viviendo la vida a tope, yo sobretodo, que voy a ser la que va a dar el braguetazo, aunque tú tampoco te vas a casar mal, que hago una tortilla de patata que te chupas los dedos.

Cuento los días que faltan para conocernos, ¡que son cada vez menos! Espero estar lo suficientemente enamorable después de nueve horazas de viaje de avión. Aunque a tus ojos seguro que estaré preciosa. Se despide, siempre tuya:

@Perradesatan Mosby

facebook comments:

Escribir respuesta  

Conéctate desde la web, facebook, twitter o gmail para escribir un comentario.

1 Comentario  

  1. Hecter Skecter 13 septiembre, 2012 a las 7:30 PM -

    Gracias por destriparme el final de la historia :( Espero que tu tortilla salga bien en Screener.