FrikArte

[Reportaje] Cuando la tinta cobra vida


Ángel Pantoja Cano 30 septiembre, 2012 0
[Reportaje] Cuando la tinta cobra vida

Si nos detenemos a pensar, por un momento, en todas las novelas gráficas, libros de aventuras o best Sellers que han sido adaptados al cine, acuden a nuestra memoria todo tipo de películas; desde El Conde de Montecristo o Farenheit 451, hasta las versiones más modernas de Los Tres Mosqueteros; Yo, Robot o El fantasma de la Ópera.

Un rápido vistazo a la mayoría de las adaptaciones, nos muestra una gran dificultad a la hora de levantar escenarios y ambientes fieles a la imaginación de los autores; diálogos poco originales o inverosímiles, y una actitud y aspecto en los personajes alejado de lo que deben representar, como podemos observar, por ejemplo, en la extraña adaptación italiana del clásico de Gaston Leroux, con un Fantasma de la Ópera similar a Axl Rose, que rompe con el ambiente creado por el escritor francés.

Otras adaptaciones fracasadas fueron las de  El Señor de las Moscas, de William Golding, o la trilogía Milennium de Stieg Larsson.

Película "El Señor de las Moscas"

Los personajes no terminan de reflejar la profundidad que destacaba Golding en su libro

La primera, nos muestra una isla desierta típica, similar a la de Perdidos, pero mucho más llana y apagada que el espectacular paraíso descrito por Golding. A su vez, los niños son mucho menos humanos; parecen no cambiar físicamente durante su larga estancia en la isla, y  muestran una personalidad equivocada, inmadura, que evoca más bien la imagen de niños que no parecen entender dónde están ni qué hacen. Así mismo, el inicio de la película destroza el gran comienzo del libro, que nos muestra de manera profunda la psicología de cada personaje.

  En cuanto a la trilogía del escritor sueco, Stieg Larsson, las películas originales suecas no logran captar el alma de los personajes. Es una de las pocas películas cuyo remake americano es mejor que la original, algo que ocurre muy pocas veces -vistos los desastrosos remakes estadounidenses de la sueca Déjame entrar, o de la española Abre los ojos en una versión naíf con Vanilla Sky-. Los hombres que no amaban a las mujeres es un buen ejemplo de la novela policíaca sueca, pero la película de 2009, resulta en ciertos momentos pesada, con saltos argumentales inexplicables, y actores mal escogidos –a excepción de Noomi Rapace, que interpreta de forma ejemplar a una atrevida Lisbeth Salander-. En cuanto a Mikael Blomkvist, nadie puede creer que un actor con ese aspecto tan caído, pueda tener el papel de conquistador.

  En otros casos, no se trata de una mala interpretación de actores, sino de un guión que parece improvisado con falta de ingenio, que deforma la historia original. Es el caso de Grenouille, en el film El Perfume: historia de un asesino, que ya sorprende con un añadido al título innecesario, y que termina de amedrentar con una versión de este personaje que recuerda a un superhéroe con poderes olfativos, y una tensión sexual no resuelta, que deviene en un incontrolable asesino en serie.

Grenouille mezclando aromas

  Y no contentos con ello, los directores han decidido hacerlo también con los cómics.

Una de las peores adaptaciones al cine de personajes de historietas de las grandes Marvel y DC es sin duda la película Batman y Robin de 1997, no ya por unos efectos especiales irrisorios, sino por unos personajes de circo: Ivy Poison no está acertada, a pesar de ser interpretada por Uma Thurman; un Robin despistado y eunuco; y la guinda del pastel: Schwarzenegger encarnando a un clon azulado y brillante de Terminator, supuesto Mister Frío.

  Sin embargo, no todas las adaptaciones han sido catastróficas. Entre las buenas adaptaciones de libros al cine, podemos contar con los más que famosos títulos como El Señor de los Anillos de Tolkien, o la heptalogía de J. K. Rowling –especialmente las primeras, perdiendo la chispa en El Príncipe Mestizo, con un aburrido Harry Potter, y adoptando una sucesión de imágenes monótona y simple que no consigue recuperar la fuerza de las primeras películas hasta el último film-, hay muchas películas que no siempre son tenidas en cuenta, pero que gracias a una lograda adaptación, consiguen mantener o incrementar el número de lectores de las novelas originales.

Buenos ejemplos son La Naranja Mecánica de Stanley Kubrick, que maneja perfectamente los diálogos entremezclados con el nadsat que hablan los protagonistas, y con una magnífica interpretación de Malcolm McDowell.

También, The Road, que parte de un libro fantástico pero desolador, en su adaptación al cine, sin superar a la novela, parece tener más vida y calidez, con personajes más tangibles, siendo una historia difícil de adaptar. A su vez, fue un arduo trabajo el de adaptar uno de los relatos del libro Todo es eventual de Stephen King, como es 1408, con un buen trabajo de John Cusack y Samuel L. Jackson, así como unos acertados efectos especiales y ambientación.

Cartel de 'El Caballero Oscuro'

Nolan no se contentó con 'Origen' e incorporó la estética gótica y los temas psicológicos a su versión de Batman

Para cerrar las buenas adaptaciones al cine, se deben mencionar dos grandes películas que engrandecieron dos viejas glorias del universo DC Comics: la sensacional V de Vendetta, con una de las mejores interpretaciones de Natalie Portman, y la poderosa voz de Hugo Weaving; y la oscura y realista versión de Batman, en la trilogía de Cristopher Nolan, en especial con El caballero oscuro, con unos planos idénticos a las ilustraciones de los cómics, unos escenarios elegantes y un elenco muy adecuados, que nada tiene que envidiar a las adaptaciones anteriores del héroe de Gotham.

Con ello, ¿debemos considerar que las adaptaciones al cine son contadas veces mejores que los libros, o siquiera ajustadas a los mismos? No se puede dar una respuesta concreta; en algunas ocasiones se ha llegado a revivir la fama de algunos libros, o se ha conseguido una película mejor que el libro, e incluso hacer libros de películas que no partían de ninguna novela.

Fuente: Listas 20 Minutos: Las peores adaptaciones de cómics al cine.

 

facebook comments:

Escribir respuesta  

Conéctate desde la web, facebook, twitter o gmail para escribir un comentario.