FrikArte

[Las Puertas de Anubis] Bedlam

EL MANICOMIO MALDITO


Manuel Castilla Gómez 15 octubre, 2012 0
[Las Puertas de Anubis] Bedlam

UNA HISTORIA DE FANTASMAS.

Los monstruos son reales, y los fantasmas también: viven dentro de nosotros y, a veces, ellos ganan.” Stephen King.

Bedlam (2011-?) es una serie de terror británica emitida en el canal Sky Living y que en España se ha podido ver por el canal Cosmopolitan TV. Sus creadores son Chris Parker, David Allison y Neil Jones y hasta ahora consta de dos temporadas. Bedlam nos cuenta los tenebrosos sucesos que ocurren en un bloque de apartamentos construido en lo que fue antes un horrible manicomio.

Bedlam es una oscura historia de horror y de misterios ocultos. Kate (Charlotte Salt) vive en el edificio que su padre Warren (Hugo Speer) ha renovado y que tiene un pasado muy tenebroso ya que fue un sanatorio mental donde los pacientes sufrieron todo tipo de abusos y horrores. Kate vive junto a Molly (Ashley Madekwe) y junto a Ryan (Will Young). En este extraño lugar vive también Jed (Theo James), primo de Kate y que tiene unas extrañas visiones sobre este edificio maldito, que se haya habitado por personas vivas y también por los fantasmas de la personas que allí sufrieron y murieron y que ahora son almas en pena. Estos fantasmas no pueden descansar en paz porque los hechos ocurridos en el sanatorio son tan espeluznantes que han dejado al edificio cargado de muchísima energía negativa. El Mal ha sido el dueño de tan macabro lugar y todavía se nota su influencia y más por personas tan sensibles a los fenómenos sobrenaturales como Jed. En su segunda temporada el protagonismo recae sobre Ellie (Lacey Turner), una paramédica que puede ver fantasmas y que se traslada a vivir a tan macabro lugar.

UN EDIFICIO HABITADO POR PRESENCIAS SOBRENATURALES.

¿Qué es un fantasma? Un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez, un instante de dolor quizás, algo muerto que parece por momentos vivo aún, un sentimiento suspendido en el tiempo, como una fotografía borrosa, como un insecto atrapado en ámbar. Un fantasma, eso soy yo.” El espinazo del diablo (2001) de Guillermo del Toro.

Jed (Theo James)

Las historias de fantasmas y aparecidos son tan antiguas como la presencia del ser humano sobre la tierra. Podemos decir sin lugar a dudas que desde las primeras civilizaciones pasando por Grecia y Roma, a lo largo de toda la oscura Edad Media y también durante el Renacimiento se produjeron supuestos fenómenos sobrenaturales relacionados con casas encantadas o con presencias de seres del Más Allá, fruto sobre todo de las leyendas y las supersticiones de cada época. Con el paso de los siglos los fantasmas se convirtieron en presencias habituales de la literatura gracias a la Novela Gótica y al Romanticismo y desde entonces sus historias nos han atormentando desde las páginas de un buen libro.

El Romanticismo es un movimiento cultural que surgió a finales del siglo XVIII y que se desarrolló durante el siglo XIX. En estos tiempos llenos de talento surgieron grandes autores como Lord Byron o Mary Shelley, autora del famoso Frankenstein o el Moderno Prometeo. También otro gran escritor como es Walter Scott escribió sobre la Edad Media en Inglaterra unos libros que hoy en día se consideran clásicos indiscutibles de la literatura de aventuras. En esta época se desarrolló un gusto por lo fantasmagórico y por lo sobrenatural que nos ha legado grandes historias de terror. El fantasma se encuentra muy presente en estas historias como comenta Fernando Jorge Soto Roland en su magnífico artículo El Fantasma Victoriano en Monografías.com:

Después de la sacudida racionalista del siglo XVIII, y agitada profundamente por el reeditado ideal clásico, la cultura europea del XIX buscó renovarse escudriñando, una vez más, en la imaginación y el sentimiento. Así surgió el movimiento romántico, que se tradujo en un esfuerzo por rescatar del pasado la perdida nostalgia de la Edad Media; abriéndose a experiencias estéticas e intelectuales que solieron inspirarse en lo desconocido, en lo oculto, en la noche con sus sombras y misterios. La muerte y los fantasmas, la soledad y las tinieblas, impregnaron todo por doquier.”

El fantasma como presencia sobrenatural no ha perdido en ningún momento popularidad alguna hasta llegar a nuestra época gracias también al cine y a la televisión. Durante el todo el siglo XX y lo que llevamos del XXI el cine de terror ha explotado la figura del fantasma en cientos de películas y también series de televisión como Médium (2005–2011) y Entre Fantasmas (2005–2010) han sido dos éxitos de la televisión más reciente.

Bedlam es una interesante serie de terror que a lo largo de sus dos temporadas nos traslada a este tenebroso manicomio que inicia una nueva etapa como bloque de apartamentos lleno de energía negativa ya que los sanatorios son lugares en lo que se padece mucho dolor y sufrimiento. Jed tiene la capacidad de ver fantasmas y de ver como murieron cuando aún estaban vivos ¿Es esto una bendición o una maldición? ¿Podríamos vivir con esta capacidad de vislumbrar lo que hay más allá del velo de la muerte? Jed ha de vivir con tan dura carga pero su intención es ayudar en este edificio que proyecta toda su oscura negatividad con el peligro que eso supone para los que viven allí.

Bedlam es una serie que se sigue con interés y está hecha por los británicos, auténticos maestros de lo misterioso. Hay gente que cree en los fantasmas y gente que no cree nada en ellos, pero yo personalmente nunca viviría en un edificio como el que aparece en la serie. Hay sitios que parecen propicios para este tipo de fenómenos y que son lugares que han visto demasiado dolor y demasiada maldad. Estos hechos pueden haber ocurrido hace muchos años pero pueden llegar hasta nosotros a través de estas criaturas a las que llamamos fantasmas o aparecidos ¿Tratarían estos seres de comunicarse con nosotros o por el contrario solo se limitarían a observarnos como espectadores de una obra de teatro que nosotros llamamos vida? Quien sabe que ojos nos observan cuando dormimos, ajenos a los peligros que nos acechan.

 

facebook comments:

Escribir respuesta  

Conéctate desde la web, facebook, twitter o gmail para escribir un comentario.