FrikArte

[Reportaje] Juegos de mesa llevados al videojuego: 2ª parte


Moisés Valderas Álvarez 7 octubre, 2012 0

Hoy continuamos aquel reportaje que publicamos hace un mes dónde abrimos una nueva vertiente en la web de Frikarte, los juegos de mesa. Nuestra generación es algo que echa de menos, y somos muchos los que aun seguimos comprándolos y disfrutandolos, pero hoy en día han sido totalmente ensombrecidos por los videojuegos. Es por ello que muchos de ellos se trasladaron a las consolas buscando adentrarse en las vidas de las nuevas generaciones, y algunas consiguiendo un enorme éxito como el que mencionamos en nuestro último reportaje, como es el caso del Scrabble de toda la vida, conocido mejor como Apalabrados.

Clásicos como el Trivial o el mítico Hero Quest son algunos de los nombres que mencionamos, y hoy queremos empezar por otro mítico juego que cambió la forma de jugar a un juego de mesa, añadiendo al juego el elemento televisión y el, por aquel entonces, VHS.

Atmosfear

Por supuesto, hablamos del juego de mesa de terror por excelencia, dónde en contra de nuestra voluntad nos ponemos bajo las órdenes del Gatekeeper, y a quien deberemos derrotar consiguiendo un total de seis llaves diferentes en el transcurso de una hora. Para ello, nos meteremos en el papel de un emisario: El Barón Samedi, el zombie; Anne the Chantraine, la bruja; Khufu, la momia; Elisabeth Bathory, la vampira; Gevaudan, el hombre lobo o Hellin, el Poltergeist. Claro que no lo tendremos fácil, ya que no sólo tendremos que luchar contra el resto de emisarios, también lo tendremos que hacer contra el Gatekeeper, quién a través de sus imágenes en la televisión nos pondrá obstáculos para imposibilitarnos la misión.

Un par de años después de su lanzamiento, en 1995 Dinamic Multimedia desarrolló su versión de PC, Atmosfear: La dimensión de lo desconocido, que no logró cosechar el éxito que si consiguió su homónimo de tablero. Y es que aunque la banda sonora, volvía a cumplir su cometido, los pobres gráficos te sacaban a veces de escena, no disfrutando del todo de esa Atmosfera de terror.

Aventureros al Tren

Uno de los juegos que cosecha mas fama entre los gamers de tablero, además de Los Colonos de Catán es este Aventureros al tren, cuyo objetivo es la de construir vías ferroviarias por el mapa del juego, que dependiendo del mismo puede ser Asia, Europa o Norteamérica. Al comienzo de la partida se nos asignará un objetivo general, como construir una vía entre Cádiz y Estocolmo, así como 3 objetivos menores. Para ello, en cada turno, tendremos que ir robando una serie de cartas de diferentes colores, y acumularlas hasta tener el número adecuado, ya que los tramos de vías tienen distintos colores y longitud, una vez construida la vía acumularemos puntos que dependerán de la longitud del tramo, esos puntos, sumados a los puntos por objetivo, serán los que señalen al final de la partida quien es el ganador.

Lo curioso es su versión digital, ya que sus propios creadores, Days of Wonder, desarrollaron su versión online y de la cual se puede disfrutar temporalmente con un código incluido en el juego de mesa.

La fuga de Colditz

Y finalizamos con el plato fuerte del menú, sobretodo en su versión de tablero. En el año 1942 el oficial británico Pat Reid consiguió fugarse con éxito de la prisión alemana. Esta hecho inspiró a la compañía Parker Brothers para realizar el juego basado en la fuga del castillo de Colditz. En este juego, cada jugador será un oficial de guerra al mando de un pequeño batallón, y la misión es sencilla, hacer lo imposible para evadir al enemigo nazi y conseguir así la fuga antes de finalizar el límite de tiempo. Para ello tendremos que conseguir infinidad de objetos, tales como ropas de paisano, documentos oficiales, provisiones y un mapa y una brújula, además de equipo secundario necesario para la fuga como pases de seguridad, cuerdas, alicates… todo ello dará como resultado un juego apasionante dónde la estrategia y el sacrificio es clave para el éxito, ya que en cualquier momento del juego, los “prisioneros” pueden echar al jugador “nazi” de la habitación para crear una estrategia a espaldas del enemigo y decidir cual es la mejor vía de escape. Claro que el alemán tendrá muchos ases en la manga para evitar dichas fugas, aun sin saber el plan de los prisioneros.

En 1991 se realizó para Amiga la versión digital de La Fuga de Colditz en el que manejaremos a 4 miembros que podremos ir alternando para despistar a los guardias y conseguir la tan ansiada fuga. Así mismo, el castillo es protagonista de otros videojuegos, como en una de las fases de Commandos 2, aunque dónde si encarnamos a otro prisionero de guerra destinado con el tiempo a Colditz es en el videojuego lanzado en 2002, Prisionero de Guerra (POW: Prisoner of War), dónde aunque podamos escabullirnos de vez en cuándo, tendremos que tener cuidado con los rigurosos toques de queda.

facebook comments:

Escribir respuesta  

Conéctate desde la web, facebook, twitter o gmail para escribir un comentario.