FrikArte

[Memory Card] Indiana Jones and the fate of Atlantis


Alejandro Delgado Coto 11 febrero, 2013 0
  • Argumento
  • Jugabilidad
  • Originalidad

Hoy toca viajar al pasado. Concretamente, a Junio de 1992. Pero ¿Por qué viajar veinte años atrás? El motivo por el que nos remontamos a estas fechas viene de la mano de la desarrolladora LucasArts. La aventura gráfica que vamos a recordar hoy es un título que nos conquistó a todos los amantes del género, Indiana Jones and the Fate of Atlantis (Indiana Jones y el Destino de la Atlántida).

Portada del juego

Aquí tenemos la portada del videojuego creado por Hal Barwood y Noah Falstein.

Como todas las aventuras gráficas de la época (Monkey Island, The Dig, Maniac Mansion, Full Throttle… y un más que largo etc.) estamos ante un juego de un solo jugador, que como los anteriores, también usó el SCUMM, que en aquella época fue considerado uno de los mejores o quizás el mejor motor gráfico para realizar los juegos del género que tuvieron gran éxito en la década de los ochenta y los principios años del noventa, ya que daba una gran libertad a la hora de crear todo tipo de personajes, paisajes, objetos, diálogos y todo tipo de entorno que podamos ver.

Tras el éxito obtenido con el juego anterior, Indiana Jones and the Last Crusade (Indiana Jones y la Última Cruzada), los creadores se arriesgaron creando un juego del arqueólogo y profesor de la universidad Barnett, Nueva York, sin estar basado en ninguna de sus películas. Esto no fue un problema ya que el éxito también acompaño a este juego.

El primer formato del juego fueron los disquets. Esta versión no tuvo traducción alguna, así que para poder jugar y explotarlo al máximo, tuvimos que esperar a que llegaran en CDs, donde a pesar de no tener traducidas las voces de los personajes, los textos de pantalla aparecían traducidos completamente al castellano.

Argumento

El juego se sitúa contextualmente a escasos meses del comienzo de la Segunda Guerra Mundial (1939), donde Klaus Kerner, un agente de la Alemania Nazi, busca ciegamente el Orichalcum, un conjunto de pequeñas bolas doradas que según cuenta la leyenda dará un poder sobrenatural a aquel que consiga llevarlas a la Atlántida.

La aventura comienza en Nueva York, ciudad natal de nuestro protagonista, el Doctor Jones, con el que empezamos buscando a Sophia Hapgood, que será el único personaje que nos brinde ayuda, si queremos, a lo largo de la historia del juego. Ella nos dará bastante información sobre qué hacer, a dónde ir y con quién hablar. Pero conforme vamos avanzando, nos damos cuenta de que lo que verdaderamente nos hace falta, ya que sin él no vamos a ningún lado, es el Hermocrates, el Diario Perdido de Platón. Esto, junto con los tres discos que iremos encontrando a lo largo del juego, son lo que nos permitirá acceder a la Atlántida.

Con forme vamos avanzando en el juego, viajaremos por distintas ciudades para conseguir información, como son Montecarlo, Tikal, Las Azores, Argelia, y, cómo no, la Isla  de Creta, de donde tomaremos las coordenadas de Platón para sumergirnos en el Mediterráneo.

Mapa

Aquí tenemos el típico mapa característico de la saga Indiana Jones.

Llegará un momento en el que, dependiendo de lo que elijamos, veremos un final u otro, ya que el juego nos dará a elegir  entre tres opciones:

1-      Ruta de wits: Es posiblemente la ruta más difícil, ya que iremos todo el camino solo y no tendremos ayuda alguna para resolver los puzles.

2-      Ruta de puños: Como bien nos podemos imaginar, nos sustituyen  algunos puzles por alguna que otra escena donde tenemos que hacer pequeños combates con los reclutas del ejército del Tercer Reich.

3-      Equipo ruta: Donde nos acompañará Sophia durante el resto de la aventura.

Discos

Obtener los tres discos es fundamental para poder acceder a la Atlántida, y una vez dentro de la ciudad perdida, tenemos que llegar a tiempo para frenar los planes del ejército nazi.

Jugabilidad

Los únicos periféricos que nos hace falta para pasar, es el ratón de nuestro ordenador, aunque el teclado tenía varios controles opcionales para hacer más rápida la acción deseada. Como en el resto de juegos de este género, Point and Click,  las distintas acciones que podíamos realizar eran “Dar”, “Abrir”, “Mirar”, “Hablar”, “Cerrar”, “Empujar”, “Usar”, “Coger” y “Tirar”

A principios de los noventa el internet no era tan accesible como lo es hoy en día, por lo que quedarse pillado en este juego nos fastidiaba mucho, ya que tendríamos que preguntar a conocidos como lograron ellos conseguir lo que nosotros no conseguimos. Y si lo pensamos fríamente, ¿no es más interesante ser constante y no tener la facilidad de con un solo click tener ya todos los pasos a seguir?

Música

Como en las anteriores entregas de LucasArts, el imuse también fue el motor elegido para reproducir el sonido, y al igual que hubo una pequeña mejora en los gráficos al pasar de disquets a CD, el sonido también mejoró en este nuevo formato. Una música creada una vez más por el compositor Michael Land, quien ya trabajara en la compañía de Lucas en las dos primeras sagas de Monkey Island y en Star Wars: X-Wing.

La BSO es un variado de la saga Indiana Jones. De las treinta y seis pistas que forman la lista, tenemos el tema principal de cualquier película y videojuego, imposible no recordar a Indy sin escuchar esta pista

Una lista que encaja a la perfección en las distintas situaciones con la que nos vamos encontrando a lo largo de la aventura. Os dejamos aquí un par de pistas, las que faltan la podréis disfrutar mientras jugáis:

Originalidad

Esta aventura gráfica también cuenta con ciertos momentos de humor que hará más ameno el desarrollo del juego, donde alguna metedura de pata del Doctor Jones o la genialidad de disfrazarse de Fantasma para asustar a otros personajes con el fin de lograr algo son algunos de los puntos a destacar.

Como ya hemos dicho, dependiendo del camino que escojamos podemos ver un final u otro, por lo que se podría volver a jugar con el paso del tiempo y ver algún que otro cambio.

Una de las mejores editoriales de comics estadounidense, Dark Horse Comics, considerada la tercera más importante, lanzó la adaptación del juego al comic, de mismo nombre que el videojuego, en siete miniseries. Posteriormente, debido a las escasas ventas que tuvieron inesperadamente, los tomos fueron cancelados. Es una pena para España, concretamente para Andalucía, ya que la ciudad de Cádiz es uno de los lugares donde nuestro arqueólogo ha de ir para el desarrollo de su búsqueda. No todas las ciudades del mundo pueden presumir de haber sido plasmada en un comic de  Dark Horse Comics.

Veredicto

India Jones and the Fate of Atlantis es  un juego que no solo entretiene, sino que además nos enseña un poco sobre la denominada Ciudad Perdida, ya que los creadores hacen un gran  hincapié en la ambientación de la ciudad, ya que todo lo que se conoce son leyendas, y destacan la formación de la ciudad en los tres círculos que presuntamente tenía. Además, la sitúa en el fondo del Mediterráneo, concretamente en las supuestas coordenadas que Platón plasmó en sus escritos.

¿Qué mejor juego que este para entretenernos ahora que finalizan los exámenes? Os invito a coger vuestro antiguo ordenador para volver a jugar a este gran clásico, o mejor aún, probarlo por primera vez quien no haya tenido la oportunidad de jugar. Recordar que no es un problema el no tener un ordenador antiguo, ya que no solo podemos jugar con el MS-Dos, si no que si tenemos Windows vista o superior basta con descargarnos una maquina virtual de SCUMM (como puede ser el Scumm VM), un emulador de MS-Dos, (Dosbox entre otros) o algo que se está poniendo muy a la moda, por Steam.

facebook comments:

Escribir respuesta  

Conéctate desde la web, facebook, twitter o gmail para escribir un comentario.